La brisa de mi ventana

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4284 visitas

Marcar como relato favorito

La brisa de mi ventana recorrer mi piel desnuda, me despierta, no sé en que momento me dormí, escucho como se cierra la puerta de entrada, y escucho tus pasos, el agua, y como se apaga la luz…

Tus pasos resuenan en la vieja escalera, siento tu mirada desde la puerta de mi cuarto, yo aun dormida solo te sonrió, te acercas, y siento el peso de tu cuerpo en mis piernas, y tu respiración en mi oído, tu voz resuena, me preguntas si te estaba esperando, y besas mi cuello, recuerdo que me había bañado, pero no recuerdo en qué momento me quedé dormida desnuda sobre la cama, tus besos recorren mi espalda, siento el sonido de tus zapatos al hacer contacto con el piso, y tu cadera presionarse entre mis nalgas…

Tus labios bajan por mi espalda, el calor de tus besos me estremecen al contacto del viento frio, muerdes mis nalgas, y siento el ardor de la marca que tu mano al nalguearme, tus manos separan mis piernas, y te sientas en medio, recorres con tus uñas mi espalda, ahogo un gemido en mi almohada, tu dedo dentro de mí se comienza a mover, siento como te quitas la ropa, puedo observar por encima de mi hombro que estas completamente erecto, mis caderas se mueven al ritmo de tus dedos, dejándote completamente mojado, siento como tu punta recorre mi vulva, jugando en mis labios, para comenzar a entrar lentamente, estremeciendo todo mi cuerpo a su paso, un gemido ahogado se siente al tenerte completamente dentro, una suave queja se escapa de mis labios al sentir como choca tu embestida dentro de mí, mis caderas se ajustan a tu ritmo, tus embestidas cada vez más profundas y salvajes, nuestras respiraciones entre cortadas, nuestros gemidos, me volteas, y siento junto con tus embestidas tus dientes en mis pechos, tus manos los aprisionan, y tu lengua juega con mis pezones, acompañados de tus movimientos de cadera entrando y saliendo, me subo sobre ti, y comienzo a frotarme contigo completamente dentro, cada parte de ti aprisionado por mis paredes, tan duro y latente, mis caderas comienzan a subir y bajar, tus manos me toman para ayudarme con el ritmo, te comienzo a bañar de mí, mis movimientos hacen que suene la cama, mis uñas se clavan en la almohada acomoda en tu pecho para no dejarte marcas, nuestras respiraciones agitadas, nuestros gemidos, siento como te haces más grande dentro de mí, comienzo a sentir como tu semen llena mi interior, mezclándose con mis fluidos al irme junto a ti…


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed