Sweet Dreams historia de una dama de Compañia: Sexo en el Taxi (1/2)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3545 visitas

Marcar como relato favorito

El día de hoy me encuentro, acostada en mi cama, una semana difícil en la universidad suele pasar cada cierto tiempo que el trabajo y la universidad es tanto que me agoto. Estaba relajada pensado que hacer esta semana santa, semana mayor de pureza Sin embargo no puedo ocultar lo mucho que me gusta el sexo, me senté en la cama y vi mi celular, en estos días las personas muy religiosas que se acuestan conmigo no me llaman que por que es pecado.

Es algo ilógico pues están casados, aun así, buscan a una mujer para desatar sus ambiciones carnales en su cuerpo en fin una curiosa hipocresía vi mi celular y 5 clientes desean un servicio el día de hoy, creo que aceptaré igual dinero es dinero ¿No es así?

Abrí los mensajes enviando la cuenta donde deben hacer el anticipó del pago, confirmé las transferencias, envié la dirección del apartamento y la hora de atención

Tendí mi cama, baja a hacer el desayuno, arreglé un poco y fui a tomarme una ducha, empaque mis cosas en la mochila y pedí el indriver.

El viaje fue curioso el chófer no dejaba de verme, sentía que quería preguntar algo, este se estacionó y me miraba nervioso 

-Disculpa, ¿Puedo hacerte una pregunta? - dijo el chico algo nervioso me pareció adorable.

-Claro dime en qué puedo ayudarte - respondí tranquila de alguna manera intuía que lo que buscaba era algo sexual.

-Es que... quiero preguntarte si por casualidad tú conoces de una dama de compañía.

Me sorprendió un poco por su pregunta y sobre todo el por qué lo hacía estaba inquieto.

-¿Por qué la pregunta? - le respondo algo intrigada por su respuesta.

-bueno ya le pregunté a varios hombres, pero estos no suelen compartir ese dato, disculpe mi atrevimiento, pero mi anterior cliente venía hablando de lo bien que lo paso, en su cumpleaños con una dama de compañía que le contrato su hermano, una chica rubia candente.

Ya sabía a quien se refería, el nombre de esa chica es Alexis, pero en el mundo de las damas de compañía se llama Rosaura 

-entiendo bueno... Y que buscas para saber cómo ayudarte. - pregunté cruzando mis piernas, venía vestida con una blusa corte corazón, de color negro y una minifalda blanca este me miraba apenado.

-la verdad mi novia me dejó hace un mes y llevo todo este tiempo sin tener sexo, y escucharlo puso a funcionar mis hormonas, lamento si la incomodo.

Me pareció un chico adorable, los vidrios de carro eran polarizados así que no estaría mal un calentamiento antes de mis clientes.

-bueno estás de suerte, resulta que yo soy una dama de compañía, una muy buena.

Dije mientras bajaba el escote de mi camisa, mostrando mis pechos y sonriendo abrí mis piernas para que mirara el conjunto de lencería que llevaba.

-c...cielo que b...buena suerte. - dijo tartamudeando mientras me miraba sonrojado, era un hombre adorable.

-Entonces ¿deseas tener sexo conmigo? - pregunté mientras acomodaba mi ropa, este me miró tragando saliva era adorable.

-Te propongo algo, que tal si pruebas la mercancía, solo te dejaré hacerle algo a una sola parte de mi cuerpo para que veas que lo vas a disfrutar.

-de verdad me dejaras tomar una prueba de ti? - dijo asombrado por mi respuesta.

-si, hablo en serio.

Este me miró y avergonzado me pregunta:

-¿Qué tan lejos puedo llegar con la parte que seleccione? - preguntó mirando de nuevo al frente.

-puedes: besar, lamer, penetrar la única regla es que no puedes es llenar de semen el espacio que escojas.

Este me miró de nuevo sorprendido.

-¿eso es todo?

-así es, ya si te gusta y deseas más de mi cuerpo, tengo un lugar donde atiendo, me das un anticipo y podemos tener sexo del bueno.

Este sonrió y arrancó de nuevo el auto 

-Acepto, pero espera, nos estacionamos en un lugar especial ¿quieres?

Me quedé intrigada y este condujo hasta un pequeño parque infantil. Estacionó en un lugar lejano pero igual visible, habían muchas madres de familia con sus hijos. Este pasó a la parte de atrás del auto por medio del paso del asiento del copiloto y piloto.

-Hola mi nombre es Ethan, es un placer.

Sonreí, ya que por lo que veo a este hombre le encanta el sexo arriesgado, pero admito que me encanta.

-es un placer, me llamo Sophia. es un gusto. Y bien, ¿Qué parte elegirás? - dije tocando mi cuerpo de forma sensual desde mis pechos hasta mis piernas, este me mira de arriba a abajo y sonríe.

-Ya sé que parte quiero probar de ti.

Me quedé mirándolo un momento 

-claro, dime, ¿qué parte deseas probar?

Este, sin pensarlo dos veces, giró mi cuerpo haciendo que quedara en cuatro mientras mi rostro miraba la ventana.

-oh vaya ... - dije sorprendida, pues este hombre no era nada tímido.

Levantó mi falda mirando mi tanga, abrió mis glúteos…

-Dime ¿qué parte deseas?

Susurró de forma sensual en mi oído mientras me daba una nalgada:

-ya lo verás hermosa...

Abrió de nuevo mis glúteos y sentí como hacía aún lado mi tanga. Pensé que usaría mi vagina, pero para mi sorpresa sentí su lengua en mi ano.

Un suave suspiro de placer se escapa de mis labios, para luego sentir como este lo besa y lo lame de forma circular.

-realmente eres muy sabrosa… - dijo este para luego usar su dedo rodeando mi ano, está bajo sus dedos a mi vagina y los empapó con mis fluidos para luego meterlos poco a poco en mi ano.

Un suave gemido se escapa de mis labios mientras esté los mueve lentamente, podía ver como pasaban varias mamás con sus bebés, sin darse cuenta que estaba haciendo cosas pecaminosas dentro de este auto con un extraño.

-eres muy buena, no haces ningún ruido ... pero sé que te excita ... estás muy mojada, ¿acaso te gusta mucho el sexo anal?

Me preguntó susurrando a mi oído mientras podía sentir como 3 dedos entraban en mi cavidad anal.

-ah... t...tienes razón…

Dije mientras sentía como me tomaba por el cabello y jalaba mi cuerpo hacia atrás desde este, sus dedos estaban tan adentro, que era un deleite.

-oh vaya 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed