La gran masacrano

Por
Enviado el , clasificado en Humor
105 visitas

Marcar como relato favorito

-Mis padres están super asustados, nunca los había visto así. Dicen que tienen miedo de morir, que ha habido nacimientos masivos y como eso no le gusta a nuestra ama, que nos va a matar. Yo les digo que es una tontería, que ella nos quiere, se preocupa de que estemos limpios y nos protege. -. Hago una pausa y continuo. - Entonces ellos me miran y me dicen, que sabrás tú de la Gran Masacrano... Ya sabes que ellos fueron de los pocos supervivientes de ese exterminio y no quieren volver a pasar otra vez por ello.  

-Ya tío, mis padres están igual. Yo pienso que exageran... ¿Otro exterminio? Que va-. Dice mi amigo. 

Dicen que todo empezó hace 5 meses, cuando hubo un aumento exagerando de nacimientos entre los cuales estaban ellos. Sus abuelos no tuvieron la suerte de sobrevivir. Ellos como eran pequeños pasaron inadvertidos. Dicen que no me preocupe que como aún no tengo el cascarón blanco que no corro peligro.  

Yo no quiero que desaparezca mi vida, soy muy feliz. Veréis, yo llevo una vida muy sencilla, hago lo típico que hace un adolescente: estudiar, estar con mis amigos y por supuesto, quejarme de mis padres que no paran de dar por culo. Ya hay veces que les tengo que decir que se metan en sus conversaciones, ¿acaso yo me meto en las suyas? 

 De pronto una luz cegadora me daña vista: 

- Pusendo, ¿qué pasa? 

-No lo sé Interno. Ayer nos hidratamos, ósea que no sé qué quiere hacer la ama ahora. 

- A lo mejor va a salir, y nos quiere tapar para que nadie sepa de nuestra existencia.-. Pienso en lo buena que es para querer protegernos cada vez de que sale a esos lugares tan sucios y llenos de música. No todas las amas y amos hacen eso, ya te digo.  

-Seguro, porque hace mucho tiempo que no sale de fiesta. 

De pronto escuché un grito desgarrador y cuando me giré, era mi madre la causante: 

- INTERNOOO, TE QUIERO HIJO MIO. ¡PROTEGETEEEE! 

Yo no entendía nada, pero de pronto vi dos dedos de mi ama estrujando la cabeza de mi madre y no pude apartar la vista hasta que la cabeza de mi madre salió disparada y chorretones de su sangre salían disparados por todos lados: 

-¡¡¡¡¡¡MAMAAAAAA NOOOOOO!!!!-. lágrimas me caían sin parar por todo el cuerpo. – ¿¿POR QUÉ ELLAAA?? 

Pero no fue la única, sino que siguió con mi padre y sus amigos y todos los mayores.  

Al final de esos días, quedamos huérfanos más de la mitad. 

La Gran Masacrano se había vuelto a repetir. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed