AMOR ETERNO

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
284 visitas

Marcar como relato favorito

 

Están las calles mojadas 

con el aspecto que deja

la lluvia en primavera.

Del color gris sucio

las baldosas pasan al brillo

encerado como de nuevo. Algún charco te

deja asomar a un árbol por debajo,

o ver el azul

salpicado de nubes del cielo...

 

Hice un pacto con el diablo un día de enero,

un día frío que ya ni siquiera recuerdo.

 

Me pidió a cambio todas mis letras, las de ayer,

las que tenía por escribir...

las que nunca podría pronunciar de nuevo.

 

Lo acepté, porque nada

importaba más en ese instante

que sentir el silencio y la

serenidad de las calles mojadas

que deja la lluvia en primavera,

cuando un charco 

te deja asomar a un árbol por debajo,

o ver el azul salpicado de nubes del cielo.

 

Quizá me inventé

un día frío y lluvioso de enero,

un día que ya no recuerdo,

cuando del color gris sucio

las baldosas de la calle pasan al brillo

encerado como de nuevo

porque 

encontré

al amor eterno

abandonado en un charco,

y salpicado de silencio...

 

©Serendipity

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed