La nube dorado

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
105 visitas

Marcar como relato favorito

La nube dorada dormí, abrazando

El pecho gigante de un farallón.

La noche pasó con el alba llegando.

El sol destelló dando su esplendor.

 

La nube dorada dejando su cama,

Jugó con el cielo profundo, azul.

Su vida tan corta mezcló con el drama,

La obra ligera cubierta con tul.

 

El pobre gigante, enorme belleza

Estuvo pensando en su soledad.

Llegó el dolor y llegó la tristeza,

Llegó la tortura con su crueldad.

 

Inspirado en un poema del poeta ruso Mikhail Lermontov


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed