Caminos cruzados (1-4 Final)

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
389 visitas

Marcar como relato favorito

Cuando salió de la sala, la madre del joven lo esperaba, contándole que podía ser su hijo perdido. Lías se quito el colgante y se lo devolvió diciendo;

--Mi madre aparte de lo que ha sufrido, siempre me enseño respetar a los demás y no guardarle rencor a nadie ni a nada. Le doy las gracias por abandonarme y darme la oportunidad de conocer a una hermosa mujer que no teniendo nada, me lo dio todo, dentro de su dolor. A cambio yo Lías le devuelvo a su hijo y al que si considero mi hermano. Les deseo que la vida les sonría como lo a echo conmigo y puede que algún día empiece a tratar a este joven como sangre de mi sangre. Dicho esto se fue, pues estaba afuera esperando Elías. La madre de Lías quería hablar con él, pidiéndole que al terminar el juicio se pasara por su casa.

Echi estaba decidida contarle todo a Elías. Tenía miedo. Por sus pensamientos se paseaban un montón de escenas, con un final muy malo. Sus pensamientos la traicionaban y más de una vez cogía el tlf, para llamar diciendo que tenía que salir o poner cualquier escusa para no verlo. Sus manos sudaban, sus ojos desprendía de vez en cuando algunas lagrimas, sin poder controlarlas. Miraba al cielo y pedía ayuda, se tocaba el corazón, para sujetar el bombeo que parecía que se desgarraba el órgano de su sitio.

Sin darse cuenta y como por arte de magia, Echi se levanto para ir a coger agua, cuando vio a los muchachos entrar. Pensó;

--ya no tengo salida, que voy hacer.

Sin darse cuenta se le cayó de la mano una foto. En ella se encontraba Elías, su padre y Echi. Elías se acacho y al cogerla se quedo muy parado. Con la imagen en la mano y mirando a Echi, esta no tuvo más remedio que contarle todo. Elías la escuchaba sin moverse, con la vista fija y atento a toda la historia. Desde que conoció a su padre, hasta que se lo quito, para dárselo a la que era en estos momentos su madre, hasta pasar por el encuentro en la calle de Lías.

Al terminar de escuchar toda la historia Elías dijo;

--Yo sabía que quien me crio no era mi madre. Yo sabía parte de la historia, porque mi padre antes de morir, me lo conto en su lecho de muerte. Sus últimas palabras fueron;

**Busca a tu madre y pídele que me perdone.

--He estado buscándote durante 3 años, sin tener noticias. Donde dijo mi padre que vivíais, no te conocían. Nunca pensé que estaba cerca de ti, parte de ese tiempo. Nunca imagine que mi gran amigo, sería mi hermano. Por favor ¿puedo recuperar a mi madre?

Echi lo miro y llorando le dijo;

--Gracias, se acerco y lo abrazo.

Lías no daba crédito de lo que estaba mirando y para romper el hielo le dijo a su amigo;

--Esta bien Elías, te permito que llames a mi madre mamá y a mí me veas como tu hermano, ¡si me dejas ser el mayor! recuerda que yo nací 2 semanas, antes que tú.

Los tres se miraron, se rieron y se abrazaron.

 

 

                                                    FIN                 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed