EL DESEO ARDIENTE DE ODIARTE

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2224 visitas

Marcar como relato favorito

Si de dilemas se trata la vida, ya doy por hecho de que estamos ante una nueva situación de hechos descabellados.

El amor de dos seres que no saben que la vida les pondría las pruebas que desatarían la pasión entre ellos. En un pequeño pueblo costero, donde las olas besaban la orilla y el aroma a sal se mezclaba con el dulce perfume de las flores, se encontraban dos almas destinadas a encontrarse, aunque tuviesen diferencias. Ella, una joven artista en busca de inspiración, y él, un apuesto pescador con un corazón tan profundo como el océano.

Desde el primer momento en que sus miradas se cruzaron en el mercado local, supieron que algo especial los unía, solo que no sabían del lazo que los uniría. A medida que pasaban los días, compartieron risas, secretos y puestas de sol en la playa cada uno desde la separación de la valla de madera de sus casas.

Pero el destino les tenía preparadas pruebas difíciles. Los miedos y las dudas amenazaban con separarlos, pero su atracción era más fuerte que cualquier obstáculo. Aprendieron que el verdadero amor es paciente, comprensivo y capaz de superar cualquier adversidad, lo que ellos no sabían es que eran su propio villano en esta historia.

En un pequeño pueblo, dos vecinos que se odiaban a muerte. Thomas y Charlotte eran conocidos por sus constantes peleas y discusiones que mantenían a todo el vecindario en alerta. Ambos se lanzaban insultos y desprecios cada vez que se cruzaban por la calle, sin importar quién estuviera presente. Aunque eran capaces de discutir por tonterías, sus miradas eran una llama ardiente de deseo por devorar la boca del otro.

Sin embargo, un día todo cambió. Durante una tormenta intensa, Charlotte quedó atrapada en su casa sin electricidad ni agua. Desesperada, decidió pedir ayuda a su vecino Thomas, a pesar de su profundo odio hacia él. Para su sorpresa, Thomas acudió rápidamente y la ayudó a solucionar todos sus problemas.

A partir de ese momento, algo cambió en la relación entre Charlotte y Thomas A medida que pasaban más tiempo juntos, descubrieron que tenían mucho en común y comenzaron a ver más allá de sus diferencias. Poco a poco, el odio que sentían el uno por el otro se transformó en una profunda conexión emocional y física.

Pronto se conocería la llama que nacía entre ambos, bajo aquel cinismo de sus discusiones pueblerinas y el deseo fogoso que existía entre ellos por tocar cada parte de su cuerpo.

Continuará...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed