La esfera 1/8

Por
Enviado el , clasificado en Terror / miedo
111 visitas

Marcar como relato favorito

La Esfera 

Primera parte 

-Quiero dejar constancia, debo de hacerlo, si alguien tiene intención de hacerme hablar lo negaré todo, no quiero que se ponga en duda mi salud mental.- 

Cuando llegué a aquella granja todo parecía normal, si, es verdad el precio por el cual la había obtenido, era irrisorio pero aceptable teniendo en cuenta el estado actual del suelo, ahí no crecía nada, o almenos eso se decía en el pueblo, yo realmente tenía fe de poder hacer algo con aquellas tierras, mis estudios en ingeniería agrónoma me daban la esperanza de poder hacer algo con ellas, siempre he pensado que nada es imposible si sabes muy bien lo que estás haciendo, seguramente será el exceso o carencia de algún mineral esencial posiblemente producido por encharcamientos sucesivos, la verdad que la granja estaba situada en una zona propensa a inundaciones, la colina adyacente constituida principalmente por roca maciza daba las condiciones adecuadas para inundar siempre que llovía un poco más de lo esperado. 

La Casa que se encontraba en aquella finca emanaba un aire de solemnidad y hastío así como un sonido incesante de crepitamientos y crujimientos debido al hinchazón de la madera, para ser sincero había aguantado muy bien el tipo todos estos años, según la persona a la cual se la compré había sido propiedad de su abuelo, lo que yo calculo serían más de 170 años, me parecía sorprendente que en esas condiciones hubiera llegado en semejante estado a nuestros días, ciertamente antaño tenían mejor forma de hacer las cosas, las cosas se hacían para que duraran y no para sacar un beneficio rápido de ellas.

Todo parecía ir bien los primeros meses, ordene un análisis químico de del suelo de la zona he intente lo mejor que pude que las propiedades del suelo se adaptarán a lo que yo tenía previsto cultivar en él, básicamente forrajeo para animales, algunas hortalizas y un poco de cereal, no hubo mayor problema después de unas cuantas cosechas exitosas me decidí a adquirir algunas cabezas de ganado: media docena de vacas, una docena de ovejas, varias cabra y un caballo, poco después vino Blacko un hermoso cachorro de pastor belga, muy inquieto pero la verdad muy inteligente y obediente. 

No pasó mucho tiempo hasta que pude amasar una pequeña fortuna con la cual estaba decidido en reformar la casa, la cual había permanecido intacta desde mi llegada, realmente no me había causado mayor problema que alguna gotera puntual y algún tablón podrido, pero el estado de la casa solo podría ir a peor así que decidí gastarme algunos cuartos en ella. 

No faltaban los cuchicheos y rumores por el pueblo, personas mayores de baja cultura, que comentaban entre ellos, y no tardó en llegar a mis oídos que el buen devenir de mi granja era producto de la brujería, no señores, se trataba de ciencia, me daban ganas de decirles a la cara, pero no quería perder un segundo de mi aliento en aquella actividad, tenía que centrarme en lo importante, y eso era reformar aquella casa 

Contacte con el albañil del pueblo de al lado y concrete quedar con el ala mañana siguiente, para valorar la situación del inmueble y darme un presupuesto. 

Así fue al día siguiente a eso de las 7 de la mañana se presentó en mi propiedad con sus dos hijos, a diferencia de su padre que era una persona menuda y con algo de sobrepeso, los dos

muchachos eran grandes y fuertes con aire bobalicón,uno de ellos parecia tener algun trastorno auditivo, porque debajo de la gorra de trabajo me parecio ver un implante coclear, les permiti entrar y andar a sus anchas por la casa para que valoraran tranquilos su estado mientras yo me dedicaba a atender a los animales, no quería perder el tiempo y aprovechar cada una de las horas de luz de las que disponía al fin de cuentas no tenía nada de valor en la casa que mereciera ser robado. 

Dos horas después mientras me disponía a sacar agua de el pozo los 3 hombres se acercaron a comentar la situación, por lo visto lo que se había llevado la peor parte era el sótano, años de inundaciones habían dejado el sótano en una condición lamentable, estuvimos debatiendo la mejor forma de llevar a cabo la reforma y llegamos a la conclusión de habilitar la parte superior en primer lugar ya que era la zona más usada de la casa y dejar el sótano en última instancia debido a la gran carga de trabajo que llevaba, a fin de cuentas me interesaba que la casa fuera habitable en el menor tiempo posible, concretamos precio el cual he de reconocer que no fue para nada excesivo y acordamos que empezarian al dia siguiente en las horas que no hiciera uso de la vivienda 

Esa noche no pude dormir bien, cada vez que cerraba los ojos un rato me despertaba sobresaltado y empapado en sudor, así que algo enojado me dispuse a vestirme para intentar aprovechar la jornada, de todos modos quedaban un par de horas para que amaneciera y no iba a conseguir volverme a dormir, me puse la chaqueta y bajé las escaleras. 

Me sorprendió ver a Blacko sentado frente la puerta de entrada mirándola en silencio, se giró me miró y continuó observando la puerta

.-¿qué haces despierto amigo?, ¿tampoco puedes dormir?.- el animal no hizo mención de ningún movimiento 

Solté un bufido y me dirigí a la cocina con paso somnoliento, puse un cazo en el fogón y me dispuse a hervir algo de leche de cabra que ordeñe el día anterior, me prepare una taza de café di un sorbo y escupí rápidamente, fue ahí cuando lo note, ¿que le había pasado a la leche? 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed