UNA UTOPÍA ACTUAL

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
276 visitas

Marcar como relato favorito

Hace escasos días que yo me hallaba en el gimnasio del Club Náutico del pueblo marítimo en el que resido, cuando en él hizo acto  de presencia una mujer de mediana edad llamada Pilar que era una asistente del grupo de la tertulia literaria que se celebra una vez al mes en dicho lugar, la cual quiso saber mi opinión acerca de un libro bastante mediocre que en breve teníamos que comentar.

- ¿Qué te ha parecido esta obrita? - me preguntó ella con una expresión de disgusto-. A mi no me ha convencido..

 -Bueno... Se trata de un libro de autayuda novelado que no es demasiado verosimil y tiene un tratamiento muy frívolo - le respndí yo con una sonrisa-. Se trata de un personaje que no es muy feliz en su trabajo como ejecutivo de una multinacional y viaja a una extraña población donde sus habitantes han decidido cambiar de vida laboral y se dedican a hacer lo que más les gusta. No hay duda que el autor de esta novela se ha basado en la obra del filósofo renacentista Tomás Moro llamada LA UTOPÍA, siguiendo la tradición platónica de LA REPÚBLICA en la que el autor apuesta por un territorio en el que predomina la sensatez y la usencia de prejuicios, pero en este caso adaptada a nuestra época actual. Es aquello de que si no te gusta tu vida laboral, cambiala por algo que te satisfaga. Pero esto es muy fácil de decir; es algo que suena muy bonito en aras de una supuesta libertad individual, aunque nada fácil de llevarlo a la práctica porque una inmensa mayoría de personas están sujetas a un sólido entramado comercial y laboral del que depende su subsistencia. Por ejemplo, un economista que esté empleado en una empresa ganando un buen sueldo que le permite tener un óptimo estatus social, pero que no obstante su quehacer le abruma en grado sumo ¿se conformaría en dejarlo todo para hacer una vida más sencilla y nada brillante en el campo? O un simple operario de cualquier industria que hace un trabajo poco gratificante pero que recibe un sueldo que le permite mantener a su familia ¿dejaría colgada su fuente de ingresos para aventurarse a cambiar de vida cuando ésta es tan incierta en todos los aspectos y podría verse con el trasero al aire? Me parece que no.

" Sin embargo es evidente que hay mucha gente que tiene un trabajo al que aborrecen y que por lo tanto no son felices - -proseguí yo- ¿Hay alguna salida a esta situación? Hace un tiempo que asistí a una charla de un buen psicólogo clínico perteneciente a un hospital de la ciudad que se impartió en un local del Ayuntamiento de este pueblo, el cual nos explicó que su hija es una amante del fútbol; aunque él no compartia tal afición. Pero que dicha pasión por el deporte le permitía a ella conocer gente que sí compartían su misma afición; que estaban en su misma onda y así podía realizarse como persona. Pienso que este psicólogo tenía razón. Cada cual debería buscar una compensación a su existencia. Si haces un trabajo gris y rutinario que te es ingrato es necesario buscarse un espacio vital, personal en el que puedas desarrollar una actividad creadora que emane de lo más profundo de tu mundo interior. Puede ser la pintura, el canto, el excursionismo, o. la escritura...Según estudios neurológicos la escritura es de lo mejor que hay porque nos permite trabajar con el lenguaje que a su vez está relacionado con nuestras neuronas cerebrales y sobre todo con nuestra espiritualidad, y asimismo esclarece nuestras ideas, nuestros conceptos sobre el mundo que nos rodea muy al margen de los tópicos y de los fanatismos politicos que nos quieren manipular. Es un ejercicio de auténtica libertad. Ahora bien. para establecer este espacio vital creativo, primero hay que pensar, reflexionar sobre nosotros mismos; hacer lo que antes se llamaba un exámen de conciencia y preguntarse: ¿Qué clase de persona soy yo? ¿Qué es lo que más me apasiona? ¿Qué puedo hacer por mi mismo? Pero hay mucha gente que en base a un radical sistema materialista, mecanicista y superficial en el que todo se reduce a unos clichés demagógicos polìticos y se niega la naturaleza del yo; pues se dice que esto es una simple ilusión de los sentidos; para que abracemos una fantasmagórica colectividad, no se ve capaz de hacer un acto de introspección y cuestionarse sobre su vida íntima y personal. Pero para salir de este agujero es necesario a nivel social hacer este exámen de conciencia y ponerse manos a la obra. Porque si bien una utopía es algo irrealizable en un sentido literal, sí que sirve como referencia para poder mejorar en lo posible un estilo de vida pero con realismo y tesón- Por ejemplo a mi me puede fascinar cantar, pero si voy al Liceo a cantar ópera, seguro que el público me arrojará tomates, porque es obvio que no tengo facultades para este arte..

- A mi me gusta la Filosofía - me confesó aquella mujer-. Lo ideal sería que en la tertulia literaria el lector o lectora al decir que una novela determinada le ha gustado o le ha disgustado, que digan el porqué. Pero nadie sabe dar razones de nada.  Por otro lado me gustaría también que ante un tema de un libro se estableciera una discusión; que se abordara dicho tema desde diversos puntos de vista..

- ¡Claro! Esto sería lo ideal.. La pregunta del médico es: "¿Qué te pasa? Pero la pregunta filosófica es el "¿Por qué de tal cuestión? Esta clase de discusión es la esencia de la Filosofía, que es una tradición que viene de la antigua Grecia cuando todos los pensadores se reunían en la ÁGORA, la plaza publica a exponer sus puntos de vista subre cualquier asunto. Pero en nuestro pais esto de pensar desde la Contrareforma siempre se ha considerado que es un rollo patatero, cuando precisamente la Filosofía es la antesala de la Ciencia ya que ambas comparten la misma pregunta del "por qué" acerca de nuestra existencia; aunque ambas disciplinas son distintas, dado que la Ciencia se basa en pruebas y la Filosofía no tiene fin y es el curso de la vida.

- Que gusto haber hablado contigo - me dijo aquella mujer.

Seguidamente ella se despidió de mi, se marchó a su casa, y yo me quedé un rato más practicando la gimnasia.

                                                                          FRANCESC MIRALLES


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed