Sueño de amante

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1576 visitas

Marcar como relato favorito

Todo comenzó de esta manera, una habitación apenas iluminada por velas elegidas delicadamente para esta especial reunión, tu hincada sobre una cama con sábanas oscuras tus ojos vendados el ambiente tiene un leve olor a incienso.

Te miro y llevas unas lindas bragas blancas con encajes que dejan entrever una piel delicada y senos que me hacen erizar la piel, al ver tu espalda noto que usas pataletas del mismo color con encajes maravillosos

Pareces nerviosa la luz tenue te hace ver como un cuadro sublime pintado por un dios que me regalado este momento maravilloso

Tratando de agudizar tu o ido para escuchar cada detalle de mis movimientos

Termino de encender las velas

Y me acerco despacio

Te veo y estás muy concentrada

La verdad no pareces una mujer que haga cosas fuera de lo tradicional

Y eso me intriga

Mojo mis manos de aceite con aroma a hierbas que pongo primero en tus hombros con suavidad

Al primer contacto te estremeces y respiras agitada. Sin hablar y solo con el recorrido de mis manos pareces excitada

Tu ropa es tan sugerente y transparente, pero necesito recorrer te libremente y con un movimiento suave quito las bragas y tu respiras entrecortada

Al quitarte el sostén puedo observar que tu piel se eriza y veo tu pecho agitado por el éxtasis

Continúo con el aceite tus hombros tu espalda y pecho

Llego a tus senos tu respiras aún más agitada tomo cada uno de ellos desde el rededor hacia el centro una y otra vez y puedo notar tus pezones se han endurecido tu respiras mas y mas fuerte

Puedo ver que ya viene tu éxtasis solo con llegar al roce de tus pechos con mis manos

Tomo entre mis manos tu otro pecho y lo acaricio de la misma manera veo que hubo un respiro hondo compaña do de un ruido que salió de tu boca y entiendo que fue un clímax maravilloso.

Retrocedo te veo y tomo tu cintura ahora respiras casi jadeando de placer

Aun tus ojos no pueden ver solo puedes sentir que estoy recorriendo todo tu cuerpo

Pero al bajar de tu cintura no puedo resistir y con mi boca busco tus senos al tocarte con mis labios siento que me aprietas sobre tu pecho y jadeas

Mis manos por fin entran en tu pataleta, puedo adivinar que estremecida de ansiedad quieres que llegue a tocar tu sexo

Te mueves para que encuentre pronto tu vagina húmeda y separas tus piernas y al fin llego

Comienzo a recorrerla de arriba abajo de pronto estas tan húmeda y mueves casi como convulsionando que mis dedos se van muy al fondo y terminas otra vez.

Veo que estas casi rendida de placer te recuesto suave te quito la pataleta y otra vez recorriendo todo tu cuerpo quito la venda de tus ojos.

Y sin notarlo mis ojos no pueden simular que veo tu entrepierna de un movimiento y sin que te des cuenta pongo mi boca en tu vagina húmeda.

Con mi lengua busco delicadamente tu clítoris, de pronto ahí está y juguete mucho lo atrapó con mis labios mientras acaricias mi cabeza con tus manos como guiándome hacia donde se encuentra

sentir tu sabor en mis labios y mi lengua humedecida con tu sabor de tanto tiempo que he estado besando tu interior

Y sin darme cuenta, de tu vagina fui un poco más atrás y lamiendo todo tu cuerpo tu separas tus glúteos y mi lengua puede entrar más profundo y puedo sentir tu calor mientras oigo tus quejidos de placer que podían iluminar hasta el rincón más oscuro de la noche

siento que se acerca un orgasmo que me hace temblar y no puedo aguantar siento que voy a estallar.

tu pareces adivinar que llega mi éxtasis y buscas mi pene cuando lo encuentras lo acaricias y siento que llega el mejor orgasmo que te tenido.

Casi sin respirar me recuesto extasiado sin creer que lo sentí, pero no dejas que me reponga y te levantas y separas tus piernas sobre mi cara

Te mueves como si quisieras que mi lengua entrará más y más y acabas en mi boca tu húmedas la tengo aquí en mi boca y es tu sabor tu esencia tu calor que provoca que me ere te nuevamente de forma tal que podría penetrarte hasta muy adentro

Y te separas extasiada y cansada necesitas un respiro y ahora soy yo y mi estado de excitación que no deja que descanses

Te tomo por la cintura y hago que me regales tu espalda y pego mi pecho y con mi pene tan duro busco entrar en ti

Al sentirlo tú te mueves muy fuerte y hacia atrás, pero tus movimientos bruscos y yo tan duro hacen que entre por tu ano

Y creo que vas a hacer que salga, pero te quedas quieta y jadeante y llevando tu mano a mis glúteos haces que me hunda mas

Suavemente mueves tu cuerpo hacia mi haciendo que penetre completamente tu ano con movimientos suaves y muy concentrada

Sigues cada vez más y más fuerte luego cuando más fuerte te movías pongo mi mano en tu vagina y mis dedos buscan tu clítoris lo toco y de nuevo tu humedad

Tu cara refleja que es la primera vez que tienes un orgasmo, penetrada de esta forma tu cara refleja placer

Apenas puedes respirar te dejo muy despacio no te mueves tus ojos cerrados t tu pecho agitado

Muy despacio te cubro con mi cuerpo y al fin estaba dentro de ti puedo sentir que está muy caliente ahí dentro

Me muevo y no pienso que te puede molestar te lo hago fuerte más y más te tomo del pelo y te agitó sobre mi pene tan fuerte y tan adentro que eyaculo muy pero muy dentro de ti


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed