Fisioterapia

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1711 visitas

Marcar como relato favorito

En una clínica, un hombre yace avergonzado en una camilla de fisioterapia, sufriendo de dolor. La fisioterapeuta, profesional y comprensiva, atiende su lesión. Durante la sesión, el hombre experimenta una reacción física inesperada que lo llena de vergüenza. La terapeuta lo tranquiliza, asegurándole que es una respuesta natural y que no tiene de qué preocuparse. A medida que la sesión continua, él se relaja y la vergüenza se mezcla con un deseo creciente. Finalmente, su cuerpo libera líquidos, corriéndose a borbotones sin haberle ella tocado el pene, encontrando un alivio placentero bajo la mirada comprensiva y profesional de la fisioterapeuta.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed