soledad compartida

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
1021 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Ni yo comprendía el ruido de cada uno de sus gestos. Ni el comprendía el silencio de cada una de mis palabras. Yo no compartí su ruido pero me sentaba cerca para ver el estruendo de su risa. Ni el compartió conmigo mi silencio aun cuando él era el causante. Lo que comprendíamos, era lo único que necesitábamos. Una soledad compartida, la maravillosa soledad que teníamos justos pero separados.  


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed