El miedo

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
744 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

Nunca me consideré una persona miedosa ni pusilánime, pero me mentiría a mí mismo si no reconociera que,  allí, parado delante de aquella infinita puerta, las piernas me temblaban como a un niño la víspera de Reyes.

Hubiera deseado no tener que abrir. Dar media vuelta y salir de aquel lugar corriendo para no volver más. Huir, huir como si aquello no me afectara en absoluto, pero no podía. Era mi responsabilidad estar allí y era yo quien debía abrir aquella maldita puerta.

No sé cuantos segundos pasaron hasta que mi temblorosa mano, reunió las fuerzas suficientes para asir un pomo que, en aquellas circunstancias, me parecía un instrumento de tortura más que ninguna otra cosa. Quizás fueron diez, no lo sé, diez segundos eternos en los que mi mente fue capaz de evocar con nitidez las caras de cuantas personas eran importantes en mi vida. Incluso me sorprendió ver algunas caras pasar por mi mente en aquellos momentos, caras que nunca pensé pudieran tener tanta importancia para mi, pero allí estaban, observándome, como incorruptibles testigos, a punto de abrir la puerta que más miedo me daba.

Respiré profundo, muy profundo. Con pulso tembloroso activé el resorte que abría la puerta a través del pomo y abrí lo justo para meter la cabeza y mirar dentro. Algo se movía estrepitosamente dentro de mi estómago.

-Hola -fue lo único que alcancé a decir con un hilo de voz.

El médico levantó su cabeza de la mesa y me miró unos instantes.

-Ah, pase, señor López. Les estaba esperando. Siéntese. Ya tenemos los resultados de sus análisis.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.