Historias del manicomio, segunda parte, uno.

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
167 visitas

Marcar como relato favorito

SEGUNDA PARTE.

 

UNO.

Aquella segunda despedida fue menos dolorosa, pues a diferencia de la primera, uno ya no se sentía tan indefenso, ni desvalido como cuando salió del frenopático. Poco quedaba de mi mundo de entonces, pero, al menos, era un mundo medio domesticado. Aquel desvalimiento primigenio había pasado por entonces a la historia. E incluso, cabe decir, que me encontraba mejor de ánimo que nunca, si descontamos la infancia y la primera juventud- de las que cabe decir que fueron bastante felices ambas.

En resumen, que hubo un momento en que nos tuvimos que decir adiós de nuevo. Abierto a cualquier expectativa la dejé hablar, y como quiera que no dijera palabra sobre posibles encuentros menos casuales, le besé en la mejilla- sendos besos, uno en cada parte de aquella-, y enfilé con las manos en los bolsillos la calle de la Montera, para adentrarme en Sol, Jacinto Benavente y bajar por la calle de Atocha hasta mi pensión.

Todo quedó en un ya nos veremos por ahí. Lo que allí en Madrid, quería decir, que era difícil que nos volviéramos a ver.

Durante la entrevista me estuvo contando de viejos amigos del frenopático- pues seguía trabajando allí- y me alegró saber de ellos, aunque, como refirió, seguían la mayoría ocupando tan lúgubre lugar. Más que nada- como dijo- por no tener otro al que ir.

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed