El odioso animal

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
342 visitas

Marcar como relato favorito

Odiaba que el perro de su vecina saliera a su encuentro, le caían mal esos animales.

- Y los dueños también -aseguraba.

En su opinión eran traicioneros por naturaleza, porque si les das comida, seguro abandonan a su amo sin dificultad, explicaba.

Le fastidiaban sus saludos ahogados entre aullidos agónicos y ladridos a medias, sin contar con su hipócrita movimiento de cola y su cabeza gacha como si vieran llegar un cruel dictador. Por otra parte, consideraba que el can de su vecina era demasiado regalado. Con un solo saludo el día que se trasteó tuvo para considerarse su mejor amigo. Por fortuna en los primeros días de vivir ahí pateó el animal y fue suficiente para que se quedara quieto cuando lo veía llegar.

Sin embargo, un día cualquiera sintió un tímido saludo que poco a poco se convirtió en efusivas salvas como el primer día. "Mierda. otra vez no", refunfuñó. Estos animales son masoquistas, supuso. O desmemoriados. Por eso cada cierto tiempo lo pateaba para causarle el miedo escénico que evitaba que pusiera en marcha su sainete de bienvenida.

Un día entró y todo estaba en silencio, sintió una ausencia. Al día siguiente otra vez. Entonces preguntó por el cansón animal.

- Lo envenenaron -dijeron.

- ¡Ah! -Suspiró


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed