Don Fulgencio (Parte 1 de 2)

Por
Enviado el , clasificado en Humor
577 visitas

Marcar como relato favorito

 

Personajes:

1. Don Fulgencio, un jubilado agrario.

2. Luis, vecino y amigo de Don Fulgencio.

3. Bartolo (Tolo), otro vecino.

ACTO ÚNICO

A comienzos de los años sesenta, en una España aún semianalfabeta.

En la barra de un bar de un pueblo cualquiera de la hermosa Andalucía.

***

Don Fulgencio: Anda, Pepillo, ponnos unos fresquitos p’al gasnate, que y’astamos secos, mi arma… Y tú… Ven aquí a mi lao, que t’evoy a contá una coza, Luí…

(Pausa… Luis se le acerca llevándose el vaso de finito al buche dando un par de sorbos)

Luis: A vé que me quié contá, Don Fulgensio; seguro qu’esta ves será otra d’esas historias de las suyas, esas tan antiguas de cuando usté luchó en la guerra contra Naboleón ¿no? No sabe usté cómo hasé perdé el tiempo ar personá…

Don Fulgencio: Venga, no seas echaó p’atrás, Luí… Estás ca día máh empitonao; respeta a tus mayores, que toos sabemo de qué va esto… La vía es mu corta y hay que hablá con los paisanos, hombre, y contarnos nuestras cuitas…

(Pausa… Don Fulgencio se le acerca también tomando su garrota y pegándose el hueco de la mano a la boca para contarle por lo bajini el secreto)

Don Fulgencio: ¿Sabe usté, amigo Luí, que la Paca está pirriá por er Manué?

Luis: ¡Pero qué me dise usté…!, Si ella le lleva máh de quinse años, por Dió… Inimpocible… No me lo creo, Don Fulgensio.

Don Fulgencio:  Que sí, Luí, que sí… Que yo tampoco me lo encreía, pero ayier mismo m’encontré con er Tolo, el de la tía Mersé, y m’ensinuó al oío que anda detrás d’él como una burra en selo.

Luis: Pero que me dise, hombre…

Don Fulgensio: Qu’es sierto, Luí, qu’el Tolo no m’iba a mentí… ¡Lo sabré yo!  La mu guarra parese sé que no se lo oculta a naide; er Tolo dise que se pasea por el pueblo como si tal cosa oliendo los peo que se tira er Manué…

Luis: Que no, hombre, que no me lo creo; son “habladurias” de los malpensaos, Don Fulgensio, y ust’él primero…

Don Fulgencio: ¿Pero tú no l’has visto cómo se pasea ahora por el pueblo, Luí? Si anda la mu desvergonsá con esas faldas moernas y apretás que paesen el vestío d’una corista… Yo creo qu’es pa que se le marquen bien las “matriculas”, la mu coshina, pa calentá bien a los mosos del pueblo y tenenlos a toos en capirote alsao, por si l’aprietan las prisas, digo yo…

Luis: ¡Madre de Dió, Don Fulgensio! ¡Qué atrevío y coshino eh usté…!

Don Fulgencio: … ¡Ya ti digo…! Si se viste de Virhen de la Macarena no la hase paresé peó…  ¡Vaya pinta!.. Yo la he vihto paseá ansí y paese la Torre Infiel ésa, la franchuta, espatarrá y huesona de piéh a cabesa. ¡Si la tía no tié ni pa un pellisco!

Luis: ¡Qué me dise, don Fulgensio!.. Cuidao que está usté hoy de mal pensao…

(Pausa… Luis se apoya sobre la barra y se rasca sin miramientos sus partes pudendas, para después subirse el pantalón muy por encima de su ombligo. Don Fulgencio le echa el brazo por encima de los hombros y le confiesa en voz baja el origen de sus insinuaciones)

Don Fulgencio: El caso eh que, según me cuentan, er Manué no la huye del tó; y no me extrañaría que ya lo haigan hesho mushas veses a escondía de loh demá, que estoh son mu laínos y aprovechan la falta de luses pa hasé sus marranás en la cuadra de la casa d’ella, según ma disho er Tolo….

(Pausa… Don Fulgencio se quita la boina, se cambia la garrota de mano y se rasca la cabeza para después volver a ponérsela con un nervioso movimiento de rosca)

... Continúa...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed