y nunca he sido nada...

Por Pura Coincidencia
Enviado el 16/03/2015, clasificado en Varios / otros
399 visitas

Marcar como favorito

  Nací en una década en la que el país se recuperaba de una guerra civil. No había mucho de nada, y nada de algunas cosas, y comer dos veces en el mismo ciclo solar, era un signo de opulencia. Si eras afortunado, y tu región poseía una tierra fértil, la cosecha sería aceptable y habría sufientes recursos vegetales para alimentarse unos cuantos meses. No había muchas opciones culinarias, que digamos. Pero el hambre agudiza el ingenio, y hasta de la calabazas se sacan postres. No éramos nada. Ahora caigo en la cuenta de que ya éramos VEGANOS.

A los 15 años no tuve más remedio que desprenderme de mis trenzas, al igual que mis hermanas. Era inevitable sufrir como ahora el acoso de esos dimimutos e indeseables seres en tu cabello, así que con mucho dolor de corazón, nos permitieron tan solo un poco de flequillo para diferenciarnos de nuestro hermano mayor, rapado por completo. No éramos nada....ahora reparo en que llevábamos el pelo a lo GARçOM

Cuando tenía 20 años, conocí a mi difunto esposo. Venía algunos domingos a visitarme, subido a una destartalada bicicleta que había conocido tiempos mejores, vestido con una camisa de estampados imposibles y unas gafas de pasta que le hacían el hazmerreir del pueblo. Al menos con ellas, tenía la suerte de distinguirme cuando le esperaba frente a la iglesia, otros tantos veían menos que un topo con miopía,pero no podían pagarlas. Ataba las perneras del pantalón con unos aretes metálicos para pedalear sin ensuciarse, así que éstas se estrechaban irremediablemente alrededor de la canilla. No era nada...y ahora pensando, creo que era HIPSTER.

Con 30 años, al igual que el resto de ciudadanos, viví la peor crisis recordada desde que había llegado ese tal "estado del bienestar". A mi, y a otros tantos, no nos lo habían presentado aún, cuando el muy maleducado se marchó sin despedirse. Ví a mi alrededor familias enteras arruinadas, y como mi abuela materna siempre me decía que me pusiera en el lugar de los otros, no dudé en echar mano de mis habilidades sociales para ayudarles. Como gozaba de popularidad en el pueblo, comencé mi pequeña cruzada para mantener a flote a los perjudicados, apelando a la solidaridad de los menos damnificados por la recesión...Básicamente, a quien le sobraba algo de azúcar, me lo entregaba generosamente, y me apañaba para intentar distribuirlo equitativamente.No era nada, y ahora creo que era una CROWDFUNDING.

Con casi 45 años , un incendio arrasó la arboleda que rodeaba a mi pueblo. Una desgracia que dejó una tierra chamuscada y demasiada vista hacia el cementerio que a ninguno de los vecinos nos apetecía tener, así que nos organizamos para plantar fresnos y cipreses, además de pinos, que eran más baratos. Habían aprobado un presupuesto para reforestar, pero creo que en los ayuntamientos por aquel entonces, esa palabra aún sonaba a grave insulto a la autoridad, o alguna práctica religiosa censurable. Decidimos no esperar y hacer rebrotar nuestra vegetación en la medida de lo posible. No éramos nada, unos cuantos matrimonios de mediana edad arando y metiendo esquejes en pozos. Ahora sé que éramos ECOLOGISTAS.

Tengo ya 68 años, y la estricta dieta de la diabetes me ha dejado más delgada de lo que he estado en los últimos treinta años. La pensión de viudedad está bien para los primeros 12 días del mes, pero por desgracia casi todos tienen al menos 28 días. No voy apenas a la ciudad, por pereza y porque mi sitio está aquí.Tampoco recibo demasiadas visitas, así que no presto mucha  atención a si el color de mis alpargatas es apropiado para el vestido que he rescatado del escaso guardarropa que mis tres hermanas y yo compartíamos hasta bien entrada la veintena. Está limpio, es fresco para este día de bochorno, y no me sobra tres tallas como mis vestuario de antes de la dichosa enfermedad. No soy nada. Pero al pasar por delante del espejo no pude evitar fijarme en que me he puesto MUY VINTAGE.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com