Un recuento de mis vacaciones pasadas en Cancún

Por big love
Enviado el 18/04/2016, clasificado en Adultos / eróticos
7699 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Primero que nada siempre me gusta dejar en claro que tanto mi mujer como yo somos gorditos pero no tenemos ningún complejo, nos gusta vivir una sexualidad divertida que nos haga sentir completos.

Mi mujer y yo  hemos creado nuestra propia tradición en el mes de junio nos vamos a vacacionar a Cancún, en específico a nuestro hotel favorito temptation Cancún un hotel solo para mayores de 21 años el cual tiene la fantástica característica que es topless.

Nadie te ara el feo no importa si eres alto, bajo, chaparro, gordo, eso es lo de menos la cosa es tener la mente muy abierta, todo está incluido así que no nos preocupamos por nada más que divertirnos y echar pasión.

Lo primero que hago al llegar con mi mujer es desvestirla quitarle esa ropa que nos estorba, amo desabrochar ese brasier para liberar esos enormes pechos verlos en su estado natural que tanto me fascina, inmediatamente un poco bloqueador  y directo a la sexi pool a pasarla bien.

Es muy importante tener en cuenta que el lugar esta llenos de hermosas mujeres desde jóvenes hasta maduras muy bien cuidadas con diminutas tanguitas y nada más, seguramente que veras más pechos en un día que en la mitad de tu vida.

Nos encanta ver las actividades que organizan como los partido de vóleibol al desnudo, quitarse la poca ropa de prenda en prenda, me encanta sentir la excitación de meternos a la piscina para sacarme el pene y rozarlo discretamente sobre nalgas de mi mujer mientras tomamos unas piñas coladas a la vista de todos, no hay como salir a  fumarnos un cigarros desnudos en el balcón del cuarto o que me de sexo oral mientras me tomo una cerveza bien helada y veo a la gente pasar desde mi balcón, cada noche es temática los jueves es de lencería así que todos se reúnen en a beber y echar desmadre casi desnudos toda la noche.

En una ocasión que el aire sonaba un poco raro llame a la recepción y pedí que alguien viniera a revisarlo, no perdí la ocasión para pedirle a mi mujer que se desnude y se tapara solo con una pequeña toallita para abrir la puerta del cuarto cuando el técnico llego, mientras yo le contaba la  situación al técnico ella se metió a bañar con la puerta entreabierta, él no se podía aguantar y la observara de reojo, mi verga estaba a punto de estallar por la excitación, así que mientras el técnico veía el aire yo  entre al baños a echar pasión con mi mujer, saber que el técnico escuchaba los jadeos de mi mujer nos excitaba más y más.

Tal vez no sean las historias más sexys pero me gusta compartirles un poco de cómo nos divertirnos para tener una vida de pareja más placentera.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com