El Sabio Gris

Por Kenneth Fabian
Enviado el 28/07/2015, clasificado en Reflexiones
208 visitas

Marcar como favorito

Hace mucho, pero mucho tiempo, en una recóndita región del reino Macedónico de la antigua Grecia, vivía en lo más alto del monte Pindo, un viejo Sabio, al que todos llamaban el Sabio Gris, por su extensa melena y barba cenicientas, siempre revestido de ornamentos lechosos con adornos negros y bisutería de plata.

Todos los días, el centenario con su costal en la siniestra y su báculo en la diestra, desciende el empinado monte hasta el pueblo de Orestia, donde deambula por el mercado adquiriendo lo que considere menester.

Pero su andar fue interrumpido por el clamar de un joven, que, entre alabanzas y adulaciones le imploró solucionara una duda que lo agobiaba.

-¡Oh! Gran Sabio argentado, socorrerme de este dilema.

-Siempre y cuando tenga la respuesta, os contestaré, mas razonar vuestra pregunta, pues sólo una responderé.

-Sabio de antaño, desde mi infancia, mis padres me han dicho que sea un niño bueno, a lo que les he cuestionado ¿Qué es un niño bueno?, pero resoluciones diferentes me han dado, mi madre dice que es aquel que hace sus deberes en casa, mi padre, que es aquel que lucha por su familia y el imperio, en el templo, que es aquel que ora a los dioses y ofrece los sacrificios que piden. He ahí mi enigma ¿Todo eso es necesario para ser bueno?

-La verdad me pides, la verdad os doy, puedes hacer todo eso, y ni malo ni bueno sereis, pues el bien y el mal no existe sin que el otro en este esté

-¿Cómo?, ¿No existe lo bueno o lo malo?

-Una pregunta pediste, una respuesta de di, que los Dioses te iluminen y tengas un día feliz.

-Por favor gran maestro, no me dejes con este padecer, permítame llevar su carga a cambio de llenar mi sed de saber.

-Tomad entones mi saco, y mirar bien dónde has de pisar, al monte no le gustan los extraños y su confianza te debes de ganar.

De su bolsillo sacó seis cartas y un trozo de carbón, dándome estos artículos me indico

-En las cartas que te di están escritas 6 palabras, marca con el carbón aquellas que creas que sean malas.

La primera de las cartas decían Ambición, la segunda, Abundancia, la tercera Fuerza, la cuarta Llanto, la quinta Muerte, la sexta Aventurero. Completada la tarea y se las regrese al gran maestro.

-Puedo observar que no has marcado abundancia

-Sí, creo que sería muy feliz vivir en abundancia sin preocuparse de no tener nada

-Temo decirte, que has errado. Aquellos que viven en abundancia, se cegasen a la humildad, a valorar lo que se tiene, para el vale lo mismo la vida, que un trozos de pan, pues nunca se ha tenido que esforzar para tener algo, el día en que el sol se oculte, en ineptitud se ahogara.

-Nunca lo había pensado, pero sé que en la segunda no fallaré, puesto que mi padre siempre me dicho que, un buen soldado fuerte debe de ser.

-La fuerza mal empleada se convierte en violencia, y sangre, el sonar de las espadas y el bramar de gritos de guerra, no dan pauta a que la palabra, por más tenue que esta sea puede detener rayos y mover montañas.

-Puede ser que la fuerza pueda ser usada para el mal, pero ser Aventurero no veo porque pueda estar mal

-Las aventuras son necesaria en la vida, mas ser aventurero o no, puesto que arriesgarse sin tener consienta de las consecuencias, pueden llevar a tu destrucción.

-Si la Abundancia, la Fuerza y ser Aventurero está mal, no me va a decir que la Muerte, el Llanto y la Ambición esté bien.

-Es verdad, a nadie hay que desearle la muerte, pero de ella debemos aprendes, que al ser un momento inevitable de la vida, hay que valorar el intervalo que hay antes de ese acontecer. El llanto a pesar de ser significado de tristeza y de pesar, es el método que tiene el hombre para poder desahogar los más profundo sentimientos  que en su alma a de alojar. La Ambición ha sido un sentimiento al que se le Crucificado sin justificación, puesto que gracias a este sentimiento es como de la nada grandes cosas fueron creadas con base a esta emoción.

-No logro comprender Gran Maestro, entonces, ¿Cómo saber que es bueno y que es malo?

-Nada es bueno o malo, el Hombre ante su ignorancia busca darle significado a la vida, clasificando en luz y oscuridad. Ante el egoísmo humano, tachamos de malas todas aquellos sentimientos, emociones o hechos que no han sido benéficos para nosotros, así como glorificar aquello de nos conviene o nos beneficia. Pero aunque el hombre quiera dividir el mundo en 2, todo es una sola cosa, o es que ¿Tu podrías saber que es el placen, sin antes a ver sentido el dolor?, ¿sabrías que es la felicidad si no hubieras estado triste, o ¿sabría que es estar en paz sin conocer el sabor de la guerra? O puede existir una cosa sin la otra.

-Entonces si no existe ni lo bueno ni lo malo ¿Que sendero debo tomar?

-Lo que tu corazón te guie, no importa lo que hagas, no importa lo digas, no importa lo que los demás opinen, siempre que lo sigas con firmeza, siempre pisaras sendero seguro.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao