El misterio de una noche triste

Por ego
Enviado el 13/06/2016, clasificado en Poesía
313 visitas

Marcar como favorito

La blanca manta

En el regazo.

Trémulo  resplandor

De una azulada y amarillenta

Luz que ahuyenta

El despampanante ruido.

Ahora se escucha un silencio

Y entre las calles

Puedo ver tu rostro

Que emana una fragancia floral

Estas pintada de un rojo coral.

Siento tu diluida sombra

Que parpadea y alumbra.

Abre su gigante boca

La doliente penumbra

Así te llaman

Medusa de mil amores

Voy a tientas

Entre la selva 

Donde te encuentras.

Los ojos me han sangrado

El corazón petrificado

He vendado mi alma

Ahora mi rostro

Es un traslúcido alabastro

Y por dentro un volcán

Ardiendo, esta por estallar

En este silencio celestial.

Prosigo por este orvallo

Como jinete sin caballo

Dejo atrás un manantial

De sollozos, son calcitas

Pulimentadas.

Sólo veo tu sombra

Húmeda por el sirimiri

Sólo yo te veo

Pero cuando te vas hacer palpable

Eres deseable

De mis versos

Que son escudos

Contra tu belleza petrificante

Y sigo adelante

A tientas y sin mirarte

Percibo una silueta

De un rojo coral

O son mis ojos

De seda carmesí.

Ya veo el vuelo de una aurora

Es la venus de Milo.

De mi cuelga un hilo

De oro

Con un canto sonoro

Y se escapa nuevamente

El misterio de una noche triste.

 

Diego Cortés.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com