Los Anticonceptivos y el Aborto

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
140 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Anteriormente la mujer se casaba y se llenaba de hijos, había auténticas heroínas que tenían hasta 15 hijos, si no se morían antes, la sociedad y la biología las tenían convertidas en máquina de tener hijos y más hijos, sin importar la calidad de vida ni de la mujer ni de los hijos, los hermanos mayores se convertían en los padres de los últimos hijos, y con tal de huir de tal destino, mejor se casaban jóvenes… para dedicarse a tener y cuidar a los propios.

Al investigar sobre el tema, de di cuenta que un mexicano, químico de profesión, de nombre Luis Ernesto Miramontes, cuanto tenía solo 26 años en 1956, logró sintetizar la hormona “noretisterona” (también conocida como noretindrona). Acá entre nos, yo no se ni que es realmente sintetizar, hablando de química, pero es la hormona encargada de inhibir la ovulación de las mujeres, y por tanto de evitar los embarazos no deseados, y es uno de los compuestos principales de la píldora anticonceptiva oral. Este ingeniero estaba bajo la supervisión de dos químicos, llamados Carl Djerassi y George Rosenkranz de la compañía química mexicana Syntex S.A.

Este químico mexicano, según se sabe tuvo más trabajos destacados, pero jamás quiso que se le denominara el padre de la píldora anticonceptiva, no sé si para evitarse las presiones sociales que le ocasionaría este título, presiones tanto de la sociedad, que en aquel entonces era muy conservadora, y más todavía de la iglesia católica que si aun en estos tiempos la sigue rechazando, hace setenta años hubieran querido llevar al científico a las mazmorras del Santo Oficio, eso antes de quemarlo vivo en la plaza pública.

Me platica mi mamá que ella cuando se casó en 1960, nadie le habló nunca de las píldoras anticonceptivas, que un día le preguntó a su mamá, ya estando casada, que era y mi abuela no quiso contarle nada, según argumentaba que cualquier pensamiento, palabra, obra u omisión sobre el tema, estaba prohibido por la iglesia católica, las madres no podían recomendar a sus hijas este método para evitar los embarazos so pena de ir a parar con sus huesos a los mismísimos infiernos.

Además me contó que si consumías las píldoras anticonceptivas se te prohibía comulgar en la misa. Le pregunté pero ¿quién iba a saber que las estabas tomando? Pues Dios… me contesto, él lo sabe todo, y en un descuido se lo cuenta a los obispos y a los curas. Son de las cosas que nunca he entendido, la Biblia se escribió hace 2000 años y los que la escribieron no sabían, ni por la cabeza les pasaba que fueran a existir las píldoras anticonceptivas orales, estas nuevas normas fueron creadas después por los sacerdotes.

Anteriormente había un sinfín de métodos para evitar los embarazos, algunos muy naturales como colocarse jugo de limón en la vagina para usarlo para matar los espermatozoides, otro método era usar tripas o intestinos de animales como condón, para evitar que el esperma quedara en el cuerpo de la mujer, otro más extraño, el excremento de cocodrilo con miel para cambiar la acidez de la vagina, e inmovilizar a los espermas… pero me pregunto ¿con ese olor quien iba a tener una eyaculación?  En los años 50 y 60 lavar la vagina con Coca Cola fue otra opción que utilizaban las mujeres. Algunas mujeres se ponían a saltar para sacar los espermas de su vagina, algo más natural pero creo yo menos efectivo, porque los canijos siempre han sido muy buenos nadadores contracorriente ¿Qué les hacían unos brincos?.

En los años 50’s una señora estadounidense que era enfermera, de nombre Margaret Sanger, que vio el sufrimiento de las mujeres que se realizaban ellas mismas el aborto, porque en aquel tiempo era ilegal, empezó una campaña a favor del control de la natalidad, pero claro esto le ocasionó una serie de confrontaciones muy fuertes con personas y con la iglesia, con las muchas iglesias que hay en su país. Fue encarcelada en siete ocasiones y catalogada como una enviada del Diablo por fomentar esta causa. Ella, junto contras activistas, fundaron la Liga Americana para el Control de la Natalidad, este movimiento se convirtió en la Planned Parenthood Federation of América (PPFA) y se esparció por todo el mundo.  Sanger protagonizó varios casos judiciales que facilitaron la legalización del aborto en los Estados Unidos. Sanger ha sido objetivo frecuente en las críticas de quienes se oponen al uso del aborto como método anticonceptivo y también ha sido reprobada por apoyar la eugenesia, era una manera de deshacerse de otras razas como lo que quería hacer Hitler en la segunda guerra, pero a mi parecer este era solo  otro de los ataque que ella recibió por su movimiento en defensa de los derechos reproductivos.

Sanger viajo por todo el mundo difundiendo información sobre métodos anticonceptivos, consideraba que para que existiera la verdadera igualdad de la mujer exigía una maternidad libre, es decir, que la mujer pudiera decidir si deseaba tener hijos, cuando y cuantos. También quería evitar la práctica del aborto inseguro, muy común en la época debido a que el aborto era ilegal, como ya les mencioné. Abrió clínicas en diversas partes del mundo, luchó incansablemente hasta que murió en 1966.

Actualmente en el mundo se realizan, 25 millones de abortos anualmente, en su mayoría clandestinos y en condiciones de alto riesgo, por cuestiones legales, las mujeres ponen  en riesgo la salud y la vida. Es una cantidad exagerada, nunca me imaginé que tantos, este dato es de la OMS del año 2017, en que 37 de cada 1000 mujeres  de entre 15 a 44 años de edad practican este método anticonceptivo. El grupo que tiene la mayor incidencia es 20-24 años, mujeres que evitan el embarazo por este medio poniendo en riesgo su posible fertilidad posterior.

Cada vez hay más métodos anticonceptivos orales de larga duración que tienen una efectividad del 99.9%, el sector salud debería de aumentar sus alcances en cuanto a poner a disposición a precios más baratos los medicamentos o para evitar los embarazos no deseados, también hay métodos en donde se colocan en la matriz de la mujer dispositivos, o más sencillo por medio de parches, también basados en hormonas. Otro de los tabús es que estos métodos hormonales causan engordamiento en las mujeres, dependiendo de su físico, pero también entra el factor mental que le quiere echar la culpa a algo para ellas no aceptar su culpa de estar gordas por comer de más.

Yo estoy de acuerdo en que la mujer pueda tomar anticonceptivos o se los inyecte, pero para mí el aborto se me hace algo muy cruel e inhumano, es un procedimiento quirúrgico en donde se detiene el embarazo con la extracción del feto. Aquí comienza la polémica, si está latiendo su corazón ¿se considera ya un ser humano o hasta que nazca? ¿Hasta que semana es permitido realizar el aborto legalmente? ¿En qué casos se puede realizar?, mejor prevenir que abortar, para eso son los métodos anticonceptivos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed