DIARIO DE UN PAJERO (II)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1095 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

A veces, cuando la veía escribirse con otros hombres por las redes sociales, sonriendo y bien coqueta, sentía que lo hacía para sacarme celos pues, a pesar de que ella me lo había pedido, no había dejado de escribir poemas sobre las mujeres con las que fantaseaba. Había encontrado un par de poemas donde yo jugaba con la idea de tener sexo con mi tía, y otros incluso donde narraba escenas sexuales con mi madre y mi hermana (las cuales, por cierto, había visto en mis sueños; y, debo confesar, al despertar me había sentido bastante confundido, no sabía cómo interpretar esos sueños ni tampoco quería hacerlo, así que convertirlos en poemas eran, de cierta forma, una manera de olvidarlos). Sin embargo, ella no solía entender este tipo de cosas y las interpretaba de otra manera, juzgándome de degenerado, ¿por qué no me terminaba entonces? Quizás no le bastaba con eso, quizás necesitaba tener la certeza de que yo le engañaba; lo cual, por cierto, jamás iba a suceder, porque yo no lo hacía, ¿estaríamos acaso siempre peleando por lo mismo?, ¿será ella quien verdaderamente termine engañándome con otro hombre por esta falta de entendimiento mutuo?

Ella siempre leía mis cuadernos, y yo la dejaba pues, quería que viera mi acto de desnudez como la prueba más consistente de mi fidelidad hacia ella; pero no era así.

Estos últimos días he notado que ella habla mucho con un tipo que la agregó recientemente al Facebook. Ella no me ha hablado mucho de él, pero presiento algo negativo, siempre ríe mucho. Quizás no son nada más que mis paranoias, pero pienso que, a veces cuando uno piensa lo peor, acierta.

Ya no soporto vivir en esta angustia de todos los días, quiero saber si ella me engañará o no, si me dejará o no. Algunas tardes cuando ella baja a bañarse, yo miro su laptop ahí solitaria, mirándome, totalmente indefensa, y pienso: ¿por qué no revisar sus conversaciones?, pero descarto inmediatamente la idea, considerándolo como un acto destructivo en sí mismo. Si lo hacía y encontraba algo, claro, podía terminar de una vez con este delirio; pero si no encontraba nada, me quedaría con la sensación de haber desconfiado de ella y ultrajado su privacidad en vano. Puede que solo piense mucho las cosas y deba hacerlo de una vez; de una u otra forma, en el fondo, quizás solo quiero librarme de ella, de estos sentimientos absurdos, aunque me duela en el alma.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.