Gracias de viejos

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
85 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

Camila jugaba en el patio, cerca de su abuelo, cuando al ver de reojo a su abuela hacerse un sandwich de jamón y queso le dijo a la madre, que andaba en la cocina: 

   Mami, quiero un sandwich como la abuela. El abuelo, siempre tan ocurrente, le preguntó: 

   ¿de jamón y queso, como el sandwich o como la abuela? Camila no dijo nada y salió corriendo a contarle a la abuela la gracia del abuelo. Él, conociendo a su esposa, se quedó esperando una respuesta por parte de ella, pero, sorprendentemente, esta vez nada dijo. Una semana después como estaba sobrando pan, el abuelo se decidió hacer pudín de pan viejo. En un dado momento Camila vio que su abuelo pasaba con un pedazo de pudín y le vinieron las ganas de comer y salió corriendo donde su abuela. 

   Abuela, quiero pudín como el abuelo. Entonces la abuela,  acordándose de la gracia de la semana anterior, aprovechó para vengarse. 

   Dime Camila, ¿de pan viejo, como el pudín o como el abuelo? Y allá fue Camila donde su abuelo. 

   Abuelo, abuelo, ¿sabes lo que dijo la abuela? 

                                                            Fin. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed