Por la virtud de una dama

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
80 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Jenkins entró a la taberna bastante arañado, la ropa hecha jirones y con varios claros en la cabeza, como si le hubieran arrancado varios mechones. 
  ¿Qué te ha pasado, Jenkins, que te ves tan maltrecho?, le preguntó Burton, un amigo, asombrado, al verlo en tan lastimoso estado. 
  Pasa que me he debatido por la virtud de una dama, dijo Jenkins, con un hilo de voz. 
  Pero contra quién te debatiste, así como estás parece que lo hubieras hecho contra un gay, comentó Burton, burlándose. 
  No, qué gay ni ocho cuartos, fue con la propia dama que no quiso acceder a mis impetuosos apelos amorosos de ninguna manera, le explicó Jenkins. De inmediato Burton se interesó.
   ¡¿Ah sí, pero dime entonces, quien es esa dama?!, preguntó. 
   No puedo decírtelo, recuerda que estamos hablando de una dama, arguyó Jenkins, casi ofendido. 
                                                                  Fin.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed