Mujeres que merecen ser estafadas y mujeres que son privilegiadas por el mero hecho de ser mujeres

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
152 visitas

Marcar como relato favorito

A no ser que seas hijo, hermano, nuero, novio, marido o amigo de, o te hayas podido consagrar en décadas anteriores y hayas podido mantener ese estatus o seas ya un famoso de antes por algo, está demostrado que la única forma de tener posiblidades reales de que te tomen en serio como escritor, es haciéndote pasar por una mujer escritora. Si eres hombre, la mayoría de la gente ni las editoriales leen tu escrito (las editoriales te mienten diciéndote que sí lo han leído) o si lo leen, siempre van a decirte con buenas palabras que es una mierda. En cambio, ya se ha comprobado que si es una mujer la que ha escrito ese mismo texto, recibe alabanzas y toda la atención del mundo (si no me creen, pongan en Google, "La otra Carmen Mola". Os aparecerá un resultado de el periódico digital elconfidencial de una entrevista publicada el 19 de cotubre de 2021 que no tiene desperdicio leer).  En fin, tendré yo que hacer la misma táctica de engañar a todos diciendo que soy una mujer, o si no, contar la mentira de que pasé 35 años en coma jaja. Puro márketing.  

Pero bueno, así son las cosas. En la actualidad, si eres mujer, lo tienes muy fácil en muchas partes del mundo. Y si estás buena, es que tienes la riqueza asegurada. Cuántas mujeres no ganan millones de dólares al mes por mostrarse jugando a videojuegos enseñando escote o por hacer tonterías como verse chupando un micrófono. O esas mujeres que venden fotos de ellas desnudas o fotos de sus pies con el onlyfans ese. La cantidad de hombres pajeros que les donan dinero es abrumadora.

Y luego hay hombres que se aprovechan del interés que tienen las mujeres y las estafan. Y sinceramente, me parece bien. Es decir, no hay que negar que hay mujeres que merecen ser estafadas. Y no, no lo digo porque sean demasiado tontas e ingenuas, no, esas mujeres por supuesto que no merecen que las estafen. Me refiero a esas mujeres interesadas, mujeres que solo le dan oportunidad a hombres que tienen mucho dinero, poder y fama (caza fortunas básicamente). Así pasó aquí en España con un hombre que le llaman "el estafador del amor". Se dedicaba a conocer mujeres por aplicaciones para encontrar pareja y cuando conseguía establecer una relación con ellas, les pedía dinero. Y estas mujeres se lo daban y él jamás les devolvía ese dinero. Y la forma que tenía este hombre de atraer a estas mujeres interesadas, era poniendo en su perfil que era cirujano, banquero, piloto de avión o alguna cosa así que les hiciera ver a esas mujeres interesadas que él era un hombre de alta clase social con mucho dinero. 

Bueno, pues nada, qué más decir. El mundo es como es. Para tener éxito no importa tanto el qué sino quién. Aunque, a veces sí importa el qué. Si en esta misma página me dedico a publicar relatos eróticos, las visitas se multiplicarían por 100 seguramente. Es increíble cómo vende y atrae la atención el morbo y el sexo hasta en la literatura. La cantidad de hombres pajeros y mujeres sedientas de hombres con poder y dinero son la mayoría sin ninguna duda, por eso los libros más vendidos son esas novelas eróticas o pornográficas tipo '50 Sombras de Gray' o libros tan absurdos como, 'Sexo con dinosaurios'. Así son las cosas.  


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed