EN LA CASA DE LA BRUJA

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
286 visitas

Marcar como relato favorito

Esta historia se desarrolla en Logroño (España) donde me fuí a vivir por razones laborales. En esa epoca tenía 30 años, pero aún era virgen, ya que soy muy tímido y solitario, teniendo reconocida una discapacidad por este motivo. Como era virgen tenía cierta curiosidad por experimentar que se siente, estuve mirando en los periódicos sobre casas de citas, pero no me atrevía a llamar. Al final pasados unos meses, me decidí y llamé, me contestó una señorita, le dije que había visto el anuncio del periódico, ella me dio una dirección, yo le dije que era virgen, a lo que contestó que no me preocupara que ellas me enseñaban. Al final fui hacia el piso, durante el trayecto iba temblando. Una vez que llegué al edificio me tranquilice, timbre y subí las escaleras, volviendo a tocar la puerta, la cual me fue abierta por una señora muy amable de unos 45 años que no conocía de nada, al entrar lo primero que me dijo fue si yo era de Ourense, yo le dije como lo sabía, contestándome que era bruja. Seguidamente me presentó a cuatro chicas tres morenas y 1 rubia muy guapas. Yo escogí a la rubia. Una vez en la habitación con la chica que hablaba castellano con acento extranjero y tenía un cierto aire a Britney Spears, hice el amor con ella durante 20 minutos que era lo que había contratado, yo tenía ganas de terminar la situación, aunque tengo que reconocer que me gustaba ver el cuerpo desnudo de la chica. Terminado el tiempo me dijeron si quería continuar, yo quería irme y dije que no. La señora que dijo que era bruja se despidió de mi y me marche, durante el camino tenía mis dudas sobre si volvería hacer lo mismo. Sobre mi estancia en Logroño ocurrió otro suceso, los cuales me tuvieron bastante confuso durante cierto tiempo y fue que pasados unos meses de la cita con la chica llegué a mi puesto de  trabajo y mis compañeros me dijeron que me habían llamado, yo contesté quien, ellos me dijeron la persona que llamó les dijo que no podía dar su nombre. Así pasado el tiempo abandone la ciudad otra vez por motivos laborarles y sobre estos sucesos al día de hoy me siguen llamando la atención y no les encuentro mucha explicación.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed